diumenge, 27 de desembre de 2015

Consigue lo mejor de ti misma con el Coaching

¿Tienes la vida que deseabas? ¿Se te resisten tus objetivos profesionales? ¿Disfrutas de tu tiempo libre? ¿Te gustaría hacer las cosas de otra manera? ¿Eres una buena profesional pero tienes dificultades para dirigir un equipo de personas? El coaching es una disciplina que puede ayudarte a lograr tu equilibro personal y profesional y a alcanzar tus metas.

Artículo publicado en 2008 en Feminas.com

Ser las mejores en todo. Esta es la exigencia utópica de muchas féminas que cada día se esfuerzan y se frustran por intentar alcanzar la cima en todas las esferas de su vida: ser las mejores profesionales, amigas, hijas, amantes, madres, las más listas, las más atractivas, las más interesantes… Y a veces tienen la sensación de que cuanto más se exigen más se alejan de su objetivo… y de sí mismas. El coaching puede ayudarte, a través de la reflexión y el autoconocimiento, a identificar cuáles son tus necesidades y deseos y a descubrir cómo potenciar tus habilidades y recursos para lograr todo aquello que te propongas.

¿Qué es el coaching? Un compromiso para mejorar
El término coaching proviene del mundo de los deportes, puesto que coach significa “entrenador”. De igual manera que éste apoya a sus jugadores, los coloca sobre el campo para sacar el máximo partido de sus habilidades y diseña la estrategia para ganar el “match”, el coach puede ayudarte a salir victoriosa de tus partidos profesionales y personales. En resumen, el coaching es un entrenamiento mental para que te pongas en marcha.

¿Cómo funciona?
No es una terapia ni un servicio de búsqueda de empleo. Las sesiones se repiten durante aproximadamente 6 meses y se basan en diálogos de unos 30 o 60 minutos donde el coach hace preguntas y cuestionarios con el objetivo de obtener el máximo de información que os ayude a identificar cuáles son tus metas, así como a descubrir qué miedos y barreras se están imponiendo entre tú y tus sueños. Y una vez visualizados los obstáculos, se tratará de diseñar una estrategia para superarlos. A partir de aquí hay que pasar a la acción tomando decisiones que te ayuden a ir hacía adelante. Muchas veces este proceso implica cambios radicales en tu manera de pensar y actuar, cambios que pueden afectar a algunos de tus hábitos, costumbres, prejuicios, creencias y valores.
La buena noticia para aquellas personas que no disponen de tiempo es que las sesiones de coaching también pueden realizarse por teléfono. Las principales consultas a un coach ser refieren a la toma de decisiones, resolución de conflictos, problemas de estrés, desarrollo de competencias, incremento de la creatividad y ayuda para lograr una promoción profesional.

¿Qué aporta a tu vida personal?
  • Mejora tu manera de relacionarte con los demás.
  • Refuerza la autoestima y la autoconfianza.
  • Disminuye el estrés.
  • Fomenta el autocontrol.
  • Mejora tu comunicación y empatía.
  • Disfrutas más del tiempo que pasas con tu familia.
  • Aumenta tu motivación y capacidad de liderazgo.

Coaching para las empresas
¿Eres muy buena en tu trabajo pero no logras promocionarte porque no sabes liderar un equipo? El mundo empresarial también ha descubierto el filón del coaching y se está extendiendo la contratación de estos profesionales para aumentar el rendimiento y la motivación de aquellos trabajadores y directivos con óptima preparación y capacidades técnicas, pero con pésima capacidad para relacionarse con su equipo. Las empresas que optan por introducir estas técnicas y procesos entre sus profesionales obtienen numerosos beneficios para la organización, como por ejemplo:
·         El clima laboral es más agradable.
·         Se mejoran las relaciones personales y el trabajo en equipo, porque el coaching fomenta un ambiente de apoyo y responsabilidad donde prima la comunicación.
·         Hay una mejor gestión del tiempo.
·         Se trabaja de manera más eficiente y aumenta la productividad.
·         Se facilita la innovación, la flexibilidad y creatividad.
·         Ayuda en la toma de decisiones.
·         Se logran formas de trabajo más participativas al permitir el intercambio, la transferencia de conocimiento y el diálogo.
·         Los niveles de estrés son menores.

·         Aumenta la motivación y la satisfacción.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada