dilluns, 9 d’abril de 2012

Tres días en Poznan, Polonia

Datos prácticos

Ryanair vuela directamente desde Barcelona en un trayecto que dura unas dos horas y  medias y con horarios razonables de ida y vuelta. Eso sí, vuela solo dos veces a la semana, así que los días están limitados.
Tiene una población de 560.000 habitantes, mayoritariamente universitaria.

Como amanece muy pronto y las ventanas no tienen persianas y traslúcidas cortinas, se recomienda llevar antifaz si se tienen dificultades para dormir con luz.
Al cambio del euro con la moneda polaca, los precios son bastante económicos. Un billete de autobús cuesta 75 cm de euro. Un café frappé en una terraza en la plaza del mercado unos 2 euros. Se puede cenar y comer bien por unos 5 o 6 euros.

Cómo llegar a Poznan desde al aeropuerto
El aeropuerto está a 15 km. Hay dos autobuses principales que circulan entre el aeropuerto y el centro de la ciudad cada media hora. El 59 que es la línea más lenta porque tiene muchas paradas y el L que es la línea rápida. Por la noche, el autobús 242 circula entre las 23 i las 5 de la mañana entre el centro y el aeropuerto.

Sobre Poznan
Poznan es al cuna del Estado polaco, puesto que nació aquí hace mil años. Actualmente, es la capital de la provincia de Gran Polonia y la quinta ciudad del país. Actualmente, se prepara para ser una de las sedes de la Eurocopa 2012.

La trayectoria de la ciudad es paralela a la de Polonia, un país que ha pasado casi toda su historia invadido por otros países como los suecos, los rusos, los alemanes, los prusianos. Poco duró la autonomía que logró tras la I Guerra Mundial puesto que fue invadida por Hitler en 1939 dando lugar al estallido de la II Guerra Mundial.  La población polaca es también luchadora y rebelde. Lucharon valientemente contra la Alemania nazi, aunque nada pudieron hacer sus partisanos a caballos ante la supremacía militar germana. También se rebelaron en diversas ocasiones contra el Régimen soviético bajo el que cayeron después de la II Mundial. De hecho, en Poznan se produjo en 1956 el primer levantamiento contra el régimen, que fue duramente reprimido. Un monumento lo recuerda.
Hoy en día Poznan es una ciudad de negocios y también universitaria, que seguramente le debe dar un aspecto juvenil y alegre cuando es periodo escolar. En mi caso la visite en vacaciones y sin el bullicio estudiantil, me resultó una ciudad tranquila, silenciosa y un poco triste. Poco preparada para el turismo, no todos los bares tienen cartas en inglés ni tampoco todo el personal lo habla.

Qué visitar
Plaza del mercado

Sin duda, lo más llamativo y bonito de Poznan es su enorme plaza del mercado de estilo renacentista que data del siglo XVI. Fue totalmente destruida en la II Guerra Mundial y ha sido restaurada hasta adquirir un esplendor espectacular.
En la plaza los edificios compiten para ver cuál es el más bonito, pintados de colores y decoradas sus fachadas. La plaza además tiene una fuente en cada esquina con estatuas de Proserpina, Marte, Neptuno y Apolo y animadas terrazas, que te hacen pensar que estás en Florencia y no en Polonia. En la plaza, destaca el edificio del ayuntamiento formado por tres pisos de arcadas rematados en una torre del reloj. Cada día a las 12, dos cabritos surgen del ayuntamiento para marcar el mediodía.

Iglesia de Estanislao, a escasos 100 metros de la plaza del mercado se puede admirar esta iglesia de estilo barroco construida por los Jesuitas. Precisamente, el colegio de los Jesuitas es otro de los lugares de interés. Este conjunto de edificios construido en el siglo XVIII contiene además unos deliciosos jardines. De hecho, Poznan goza de amplias y cuidadas zonas verdes y jardines.

La iglesia de los Franciscanos, de estilo barroco construida entre los siglos XVII y XVIII.
Cerca de la plaza de mercado se halla también el Castillo Real. Situado en una colina, destruido y restaurado en varias ocasiones no es una de las visitas más interesantes pero desde sus terrazas se puede obtener una bonita vista de la plaza.

Ostrow Trumski: es una isla en medio del rio Warta que es el origen de la ciudad y donde se encuentran los edificios más antiguos de Poznan. Entre ellos, destaca la catedral que fue la primera catedral construida en Polonia en el siglo X. Cerca de la catedral hay unos bonitos edificios eclesiásticos, una estatua del Papa Juan Pablo II y capillas que confieren a la isla un aire reposado ideal para pasear.

También puede visitarse el lago Malta que es una zona de ocio habitual para los habitantes de Poznan y donde se halla el zoológico y el jardín botánico. Al otro lado de la ciudad otra amplia zona verde para pasear es la Ciudadela, que alberga el museo militar y dos cementerios de las dos guerras mundiales.

Castillo de Kórnik: se puede tomar un autobús en la estación de autobuses (pasan con mucha frecuencia) e ir a unos 25 km de Kórnik para visitar el castillo de este pequeño pueblo de apenas 5.000 habitantes. La visita al castillo de pago debe hacerse poniéndose unas zapatillas de fieltro para no dañar el precioso suelo de madera. En el castillo se pueden visitar las estancias, los muebles, las armaduras, el vestuario, los cuadros de la familia noble que habitó el castillo. En la parte trasera, un precioso y tranquilo jardín que es el parque botánico más antiguo de Polonia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada