dissabte, 9 de gener de 2016

Ponte en forma al aire libre: bienestar y disfrute añadido




El ejercicio físico es un compañero indispensable para tu salud y tu bienestar, pero si además lo practicas al aire libre potenciarás todos sus beneficios. Así pues, sal al exterior y descubrirás que tu ciudad y tu entorno natural están llenos de rincones fabulosos donde ponerte en forma.

Artículo publicado en 2009 en Feminas.com

Empieza un nuevo curso y seguro que has recuperado el eterno propósito de hacer más ejercicio. Y por esta vez podrías dejar de esconderte detrás de excusas como que el deporte es aburrido, que no te va bien económicamente o que los gimnasios no son para ti. Existe una opción divertida, interesante, saludable y además gratuita: ponerte en forma al aire libre.

Pero ... ¿por qué deporte al aire libre?

·         Porque el sedentarismo y la pereza no son muy beneficiosos para tu salud, tu estado de ánimo, ni, evidentemente, para tu aspecto físico.
·         Porque mejorarás tu respiración, agilidad, movilidad y circulación, aliviarás dolores, desarrollarás tus músculos y quemarás calorías.
·         Porque la ciudad y tu entorno natural ofrecen infinitas posibilidades para practicar actividades físicas que van mucho más allá de los movimientos repetitivos de las máquinas de un gimnasio. Parques, plazas, playas, avenidas, escaleras, bancos, jardines ... sólo te hace falta agudizar la vista y ponerle un poco de imaginación para inventar ejercicios y descubrir espacios.
·         Porque sentirás la caricia del sol, respirarás aire puro o disfrutarás del frescor del amanecer o el atardecer.
·         Porque te revitaliza, te aporta energía y vigor.
·         Porque además de ser un placer y una excusa para divertirse, puede servirte para conocer a otros deportistas urbanos y ampliar tu círculo social, por ejemplo participando en las clases que se imparten en parques y jardines, coincidiendo con corredores o patinadores o apuntándote a un grupo de senderismo.
·          
Y ... ¿dónde puedo hacer deporte al aire libre?
Ø  En la ciudad: Aunque no lo creas, entre el asfalto y el hormigón tienes un lugar para las actividades físicas al aire libre. Sin duda, el deporte estrella es el footing y seguro que cada vez ves más personas, en compañía o a solas, corriendo por calles, avenidas y parques para mejorar su forma física. Además, no te hará falta ningún tipo de aprendizaje porque… ¿quién no sabe correr? En jardines y zonas no transitadas también puedes organizar tu propio circuito o tabla de ejercicios para practicar deportes como patinar o ir en bicicleta, así como actividades como el Tai-Chi. Y si encuentras más personas con la misma inquietud se pueden organizar juegos como carreras o un partido de baloncesto sobre ruedas.
Ø  En el agua: El simple hecho de caminar hundiendo los pies en la arena ya supone un ejercicio suave, y sumamente agradable, pero la playa te ofrece otras muchas posibilidades deportivas como jugar a palas, bádminton o volei-playa. Tanto el mar como ríos, embalses o lagos te permiten otras modalidades deportivas como volei acuático, hockey submarino o baloncesto acuático así como submarinismo, paseos en mini-kayac o remo para ejercitar brazos y piernas.
Ø  En la naturaleza: Caminar por la montaña goza de múltiples adeptos. Puedes unirte a ellos dando paseos en solitario, con amigos o inscribiéndote en uno de los muchos grupos de senderistas que existen en todas las poblaciones.  Y si en vez de caminar lo tuyo es ir sobre ruedas también existen rutas fijadas para bicicletas de montaña. El golf y la equitación son deportes no tan accesibles económicamente, pero si tus posibilidades te lo permiten son ideales para mantener una buena forma física en un marco agradable y tranquilo.

Tal vez no vivas cerca de la montaña o la playa y te sea imposible practicar habitualmente deportes en campo abierto o en el agua. Si no tienes estas facilidades puedes aprovechar los fines de semana para acercarte a la naturaleza a practicar deporte y disfrutar de la experiencia de descubrir el entorno natural.

Ø  En el aire: Y si eres una fémina atrevida siempre puedes practicar deportes de altos vuelos como el paracaidismo o el ala delta.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada