diumenge, 29 de novembre de 2015

Recorrer Alemania siguiendo la ruta de los cuentos de hadas

¿Te gustaría adentrarte en el bosque donde se perdió Caperucita Roja, oler las rosas que inundan el castillo de la Bella Durmiente o asomarte por la ventana de la torre donde Rapunzel peinaba sus largas trenzas? Puedes volver a los escenarios mágicos de tu infancia recorriendo la ruta alemana de los cuentos de hadas, 600 km de idílico paisaje siguiendo las huellas de los hermanos Grimm.

Artículo publicado en 2008 en Feminas.com

Del mismo modo que las cosas más mágicas no suelen ser evidentes, sino que permanecen escondidas, en Alemania existe una ruta prácticamente desconocida (y por lo tanto, sin masificaciones turísticas) que recorre los pueblos y rincones donde tuvieron lugar las fantásticas historias que los hermanos Grimm recopilaron en sus famosos cuentos de hadas. En sus pintorescos pueblos y su privilegiado entorno natural (recorre 8 parques naturales), podrás encontrar casas de chocolate, zapatos de cristal, flautistas embaucadores de roedores, gatos con botas y animales que ejercen de músicos. Allí donde los sueños se hacen realidad y cuyos habitantes parecen salidos de un cuento por su calidez y amabilidad.

Abre la puerta a un mundo mágico
La ruta nos traslada a principios del siglo XIX y sigue los pasos en la vida de estos célebres hermanos, dos de las figuras intelectuales más importantes de la historia cultural europea. El viaje comienza en Hanau (www.hanau.de), una ciudad de la periferia de Frankfurt donde nacieron los hermanos Grimm en 1785 i 1786. Una estatua en la plaza del mercado recuerda a sus habitantes más ilustres. A unos 30 km. está Steinau (www.steinau.de), el encantador pueblecito de casas de madera donde pasaron su infancia los Grimm. Se puede visitar su casa convertida en museo, que ha recreado algunos cuentos y donde cada mediodía se escenifican estas historias de hadas. Adentrándote en el corazón rural de Alemania, con seductoras montañas y frondosos bosques, te encontrarás con Alfeld (www.tca-alsfeld.de), un magnífico pueblo medieval que es la puerta de entrada a la tierra de Caperucita Roja.

Un paisaje encantado
Como la protagonista de una historia fantástica, irás avanzando kilómetros a medida que pasas las páginas de la biografía de los hermanos Grimm. En Marburg (www.marburg.de) seguirás sus pistas en la Universidad donde estudiaron Jacob i Wilheim y donde iniciaron su rescate de la literatura popular. Leyendas, mitos y sagas de los pueblos de la zona que ellos supieron convertir en historias inolvidables que nos han acompañado desde entonces.
-       En Schwalm (www.schwalm-touristik.de) siguen buscando a Caperucita Roja en el bosque.
-       En Sababurg (www.sababurg.de) guardan el sueño eterno de la Bella Durmiente.
-       En Trendelburg (www.trendelburg.de) se puede mirar el horizonte desde la torre de Rapunzel.
-       En Polle (www.polle-tourismus.de) se pueden visitar las ruinas del castillo de Cenicienta.

¿A quién no se le encendería la imaginación con la belleza de las montañas y los coloridos pueblos que recorren la rivera del río Weser? A cada paso puedes encontrar castillos encantados, románticas plazas como la de Homberg (www.homberg-efze.de), palacios hechizados o pueblos como Hann o Münden (www.hann.munden.de), considerado uno de los siete más hermosos del mundo.

Aunque no es una ciudad muy atractiva, seria interesante que hicieras una parada en Kassel (www.kassel.tourist.de) para visitar el Museo de los Hermanos Grimm que recoge la historia de los hermanos y de sus cuentos. Mucho más idílico pero igual de interesante es hacer una parada en Göttinga (www.goettingen.de), ciudad universitaria donde ejercieron de profesores los Grimm y donde conocieron a la persona que le explicó la mayoría de los cuentos: Dorotea, una mujer cuyos padres tenían una posada por donde pasaban viajeros cargados de las más increíbles historias.

Una ruta muy familiar
Por los elementos mágicos y por la placidez del trayecto, la ruta de los cuentos de hadas es ideal para recorrerla en familia, ya sea en coche, en roulotte o en bicicleta. En muchos pueblos los visitantes son recibidos por los personajes de los cuentos, que escenifican las historias en los mismos lugares donde pasaron. Es recomendable que consultes los horarios por Internet.
Por ejemplo, los sábados y los domingos al mediodía y los miércoles por la tarde puede asistirse a una multitudinaria representación del cuento del Flautista en Hamelín (www.hameln.de). El reparto de estas curiosa obra lo conforman los propios habitantes de esta pintoresca ciudad, una de las mejor conservadas y más bonitas de toda Alemania. Incluso los ciudadanos más pequeños de Hamelín participan en la representación, interpretando a las molestas ratas o a los niños desaparecidos.
La ruta de los cuentos de hadas cierra su última página en una ciudad que es un auténtico museo al aire libre. Al igual que Hamelín, Bremen (www.bremen-tourism.de) también es conocida por un famoso cuento de los Hermanos Grimm. Los cuatro animales protagonistas de “Los músicos de Bremen” están presentes por toda la ciudad: en sus camisetas, sus souvenirs, sus símbolos y en la estatua situada en la plaza del Ayuntamiento. Muchos de los principales lugares de interés de Bremen se concentran en esta impresionante plaza, como su famoso ayuntamiento y la estatua de Roland, ambos patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la catedral o el inicio de la calle Böttcherstrasse, un callejón que es una obra de arte en sí mismo. Y tampoco puedes perderte el barrio de pescadores de Schnoor: recorrerlo es adentrarse en un escenario mágico.

Si quieres saber más, visita la web de la ruta de los cuentos de hadas:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada