dilluns, 7 de febrer de 2011

Periodismo y cine, mi selección personal

Aunque tengo que admitir con cierta pena que en los útlimos tiempos se ha enfriado mi pasión por el cine (tal vez porque se me ha encendido la pasión por otras cosas y aunque creo en la diversificación de los afectos es dificil mantener la pasión con la misma intensidad con tantos frentes abiertos), mis amigos y conocidos a veces me piden recomendaciones de películas por temas. “¿Sabes de alguna película que trate sobre….?” Y aunque seguramente no le recomiende la película más acertada para el tema (porque no las he visto todas), al menos siempre consigo recordar alguna que hable sobre el tema en cuestión.

Y ahora nadie me lo ha pedido, pero hace días que le doy vueltas a las películas que reflejan el mundo del periodismo. Tal vez porque hace unas semanas descubrí por casualidad una película en la tele de la que no había oído hablar que me pareció una de las películas más interesantes sobre periodismo que había visto y que deberían poner en todas las facultades de periodismo: The Shattered Glass.

Y es que hay muchas películas que tienen a periodistas como protagonistas, pero esta muestra perfectamente su funcionamiento, sus rutinas, las presiones, la ambición, el trabajo duro de investigar, de picar piedra y especialmente la ética en la que se sustenta, una fe romántica con la que todos salimos de la facultad pero parece que ya nadie ejece: la obligación de confirmar las fuentes. Además se trata de un caso real de un jóven y prometedor reportero de una reputada revista norteamericana que a finales de los años 90 se descubrió que se había inventado la mitad de sus reportajes. La película también demuestra lo fácil que es hoy en día “inventarse” una historia periodística, pero como al final se acaba descubriendo. Ejemplos los tenemos a cientos hoy en día. Desde el mítico ave bañado en petroleo de la Guerra del Golfo hasta mentira sobre el jóven muerto en Melilla que se inventaron fuentes oficiales marroquíes. Así hace unos meses asistimos al escándalo que supuso las imágenes falsas del terremoto de Haití que difundió TVE en sus informativos, cuando era una imagen del festival de Venecia subida al Youtube.

La falta de confirmación de la información de los medios de comunicación también puede llevar a situaciones un poco más cómicas como la que se produjo la Navidad del año pasado cuando el programa de la Sexta “Salvados” contrató a una actriz para fingir que había lavado en la lavadora el número premiado con el Gordo de la Lotería de Navidad. Casi todos los medios mordieron el anzuelo, incluso los de la propia cadena, y la noticia se difundió en informativos y diarios.


The Shattered Glass me parece la película sobre periodismo más interesante que he visto últimamente, aunque la más reciente y también interesante es “También la lluvia” de Itziar Bollaín. Cierto que es periodismo sino cine de lo que trata este film, pero es un cine histórico que bien podría tratarse de un reportaje.

He encontrado muchas listas sobre las películas fundamentales de periodismo y cine. Listas exhaustivas y muy recomendables. Pero lamentablemente no las he visto todas. Yo tengo mi propia lista, donde seguramente no están las más imprescindibles o las mejores, pero sí las que a mí más se me han quedado en la memoria.

Estarían sin duda “Todos los hombres del presidente” con Dustin Hoffman y Robert Redford sobre el laborioso proceso de investigación de los dos periodistas del Washington Post que destaparon el Watergate. Como la anterior, es una fantástica película que muestra el largo camino de llamadas, entrevistas, búsqueda de datos para confirmar una historia. Y también incluiría “El año que vivimos peligrosamente” con un jóven Mel Gibson cubriendo los cambios políticos en una convulsa Sumatra. Y también “Rojos”, peliculón con Warren Beatty basada en el libro “10 días que estremecieron al mundo “ del periodista John Reed que marcha a Rusia en 1017 para relatar el estallido de la revolución. Periodistas contando al mundo los grandes cambios de la historia. Como película de periodismo de corresponsales de guerra también me impacto mucho en su momento “Territorio comanche” basada en las vivencias de Arturo Pérez-Reverte que me hizo abandonar definitivamente mi fantasía de convertirme un día en corresponsal de guerra.

Y luego tenemos más películas sobre el dilema de la ética periodística como “Buenos días y buena suerte” o sobre la prensa más sensacionalista como el clásico “Primera Plana” o sobre la corrupción de las empresas periodísticas como el clásico de los clásicos “Ciudadano Kane”.

Y para acabar dos películas románticas donde el periodismo es un personaje destacado. “Tal como éramos” (una de mis tres películas preferidas) e “Íntimo y personal” que refleja cómo funcionan los informativos locales y de las grandes cadenas. Casualmente, o no, la dos con Robert Redford como protagonista (y ya son las tres las pelis de Redford en esta lista personal de periodismo y cine, y también son dos las películas suyas en mi lista de tres pelis favoritas.)

Para información menos personal y más exhaustiva, estas son algunas de las listas que he encontrado:
http://www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/periodismo.htm
http://www.egaleradas.com/100-peliculas-sobre-periodistas
http://ciberprensa.com/las-100-mejores-peliculas-de-periodismo/#

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada