dijous, 18 d’octubre de 2012

Pura vida, ¿heroísmo o humanidad?

¿Arriesgarías tu vida para salvar a una persona? ¿A una persona que pueda que sea tu amigo, pero también puede ser sólo tu compañero o incluso un conocido? ¿Lo dejarías todo por subir la montaña más peligrosa del mundo para rescatar a un conocido? ¿Hasta dónde está de dispuesta una persona de arriesgarse para ayudar a otro ser humano? Sobre éstas y otras preguntas te hace reflexionar el documental "Pura Vida" que tuve la oportunidad de ver ayer. El film narra el rescate de Iñaki Ochoa de Olza en el Anapurna en 2008, cuando cae enfermo a apenas unos metros de la cima de la montaña más peligrosa del mundo. Las cifras del inicio del documental lo certifican: el 40% de los que intentan subir por su cara sur pierden la vida en el intento.

"Pura vida" es un documental que emociona, pero sin caer nunca en lo lacrimógeno. Emociona porque te muestra la solidaridad y el compañerismo de las personas que comparten su pasión por la montaña y que las hace parecer casi de otra raza. De otra especie. Una hermandad que lleva a 14 personas de diferentes países del mundo a atender la llamada de socorro y lanzarse en ayuda de Iñaki.

Mediante entrevistas a las 14 personas que participaron en el rescate y a sus familias, llevando al espectador desde Estados Unidos y Canadá, a Londres, Suiza, Rumanía, Rusia, kazakhstan, Nepal. Destaca el contraste de su vida cotidiana, trabajando como dentista o en un desguace, con esa faceta épica y heroica de sus vidas. Los protagonistas, en algunas ocasiones auténticos filósofos de la montaña, lanzan algunas reflexiones interesantes. A menudo se cuestionan el concepto de heroísmo  porque se niegan a identificar con esa palabra su acción por salvar la vida de un compañero. Así lo explica Horia Colibasanu, el alpinista rumano que se queda durante dos días al lado de Iñaki al borde de sus fuerzas. Para él no fue heroísmo, porque no tenía otra opción. No podía dejar a su compañero morirse en la montaña. No podía abandonarlo. No era heroísmo sino humanismo. Una especie de instinto humano que te empuja a ayudar al otro, sin calibrar las consecuencias para ti mismo.

En este sentido también me resultó interesante el testimonio del alpinista estadounidense cuando explica que tal vez en otra época este rescate casi suicida nunca se habría producido porque antes se sabía que si te rompías una pierna estabas muerto. El alpinista asume los riesgos, y sabe que si se accidenta no puede poner en riesgo la vida de los compañeros por ayudarlo. Pero según el americano, eso era antes. Ahora nadie abandonaría a un compañero.

Un documental 100% recomendable para los amantes de la montaña y del deporte. Pero también para el resto puesto que habla de sentimientos y experiencias humanas. De la amistad, la solidaridad, el sacrificio.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada